Si, todo lo necesario para mi alimentación debe ser adquirido en el mercado informal, lo que me asignan por dieta no es suficiente, ni tiene buena calidad. 

Hay mucha presión sobre las embarazadas porque es cuestión de estadísticas

Tamara , mujer de 27 años, residente en La Habana. Ama de casa.

¿Puede describir su estado de salud?

 

Soy gestante de 36.2 semanas de embarazo, no padezco de ninguna enfermedad crónica, aunque a partir de las 20 semanas de gestación comencé a presentar problemas de bajo peso y anemia ligera . 

¿Qué periodo de tiempo lleva presentando este estado?

 

Cuando a inicios del embarazo me realizaron la captación por la consulta del médico de familia fui catalogada como nomo-peso, sin embargo, por mi condición física, delgada, pequeña la doctora me advirtió que debía ser muy cuidadosa con la alimentación, pues estaba al límite y en el menor descuido podía pasar a ser bajo peso.  Durante el primer y segundo trimestre de embarazo apenas podía tolerar los alimentos y eso influyó en que empeorara mi condición. Me mandaron un suplemento alimenticio que venden en las farmacias Materlax , es una mezcla entre el yogurt de soya de la bodega , en polvo y el cerelax que daban antes, total que aquello era probarlo para salir corriendo a vomitar. Después entró en falta, junto con las prenatales y fumarato ferroso. 

¿Su estado se ha visto potenciado o agravado por las condiciones de alimentación? ¿Puede describirnos en qué sentido o forma?

Durante el embarazo es importante tener una dieta balanceada, aunque nunca me explicaron la manera adecuada de hacerlo. En las consultas interdisciplinarias a la hora de captación son un mero trámite, el nutricionista evaluó mi condición, pero sin muchos detenimientos y especificidades. Desde entonces trato de consumir frutas, vegetales, lácteos y alguna variedad de carnes. Los últimos tiempos ha sido muy difícil adquirir cualquiera de estos productos, todo está sumamente caro, y escaso, en principio podía comprar yogurt, pero de manera repentinas el gobierno subió la tanqueta de 4 litros de yogurt de 4 a 12 MLC. Resulta que este es probiótico y es el único que se vende. Yo no tengo ayuda de familia en el extranjero, es muy complicado acceder a lo mínimo indispensable para una buena nutrición. La carne lo único que como es pollo, prácticamente, la carne de res que dan por dieta es de malísima calidad, y muy poca.  Así es imposible mantener una hemoglobina en condiciones, sobre todo en el último trimestre, que es cuando mas demanda el feto. Y el peso también, básicamente lo único que hay para matar el hambre es pan, o derivados de la harina, que prohíben para evitar hipertensión en el momento del parto, además si aumento de peso bruscamente es un problema y si no también

¿Necesita de alguna alimentación específica por su condición? ¿Cuál?

Carnes rojas, ricas en hierro y vitaminas, frutas, leche. Durante el embarazo una buena alimentación es primordial para el desarrollo del bebé y la madre , y aquí estamos cada vez peor. 

¿Esta alimentación representa un gasto adicional en sus costos de alimentación? ¿Qué formas o canales alternativos utiliza para “resolverla”?

Si, todo lo necesario para mi alimentación debe ser adquirido en el mercado informal, lo que me asignan por dieta no es suficiente, ni tiene buena calidad.

¿Esta alimentación necesita de ejercicios adicionales en su elaboración que pudiera describir?