La paradoja de los derechos de las mujeres en el régimen cubano

Blanco Negro Cuadros Elegante Reloj Tarjeta de Presentación.png

22 de marzo de 2022

de la Mujer como un día para el reconocimiento y la reflexión sobre los derechos de las mujeres y las brechas que, en diferentes ámbitos, aún no se logran reducir.

 

Desde la misma Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948 hasta instrumentos específicos como la Convención sobre los Derechos Políticos de la Mujer de 1952 y posteriores tratados, se busca, además de reconocer y garantizar el ejercicio de estos derechos, hacer un llamado a los Estados para incorporar en sus ordenamientos jurídicos domésticos las consideraciones particulares que garanticen la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de todas las mujeres.

 

Es así que, la lucha por los derechos de las mujeres se convierte actualmente en una demanda de primer orden, que lamentablemente ha sido instrumentalizada por fracciones políticas que buscan apropiarse de esta bandera para conseguir apoyo electoral o para perpetuarse en el poder, llegando a ideologizar algo tan fundamental como la garantía de la igualdad entre las personas sin importar su género.

 

Cuba es uno de esos casos, en donde el régimen ha hecho suya la lucha de los derechos de las mujeres, aunque la realidad y las garantías disten mucho de los discursos. Por ejemplo, Yamila González, vicepresidenta de la Unión Nacional de Juristas, sostuvo que el proyecto del Código de las Familias es una muestra de la voluntad política y social de Cuba por la protección de las mujeres.

 

Sin embargo, la realidad es completamente diferente, las mujeres son víctimas de una violencia institucional que pocas herramientas deja para la garantía de sus derechos. Tan solo una muestra de ello es precisamente que, como lo ha denunciado la Red Femenina de Cuba, el proyecto de Código Penal cubano no tipifica el feminicidio, manteniendo la tendencia del régimen de negar la existencia de una violencia por razones de género, bajo el supuesto de que lo que no se nombra no existe. Argumento que contrasta con las cifras compartidas por el Observatorio de Género de Alas Tensas, reportando 36 feminicidios para 2021.