Organizaciones internacionales señalan que el mayor problema en América Latina en materia de alimentación es la obesidad. Mientras que cerca del 9% de la población sufre de desnutrición, se estima que un 30% tiene problemas de obesidad, que se derivan del consumo de dietas de baja calidad con alto contenido en calorías.

Eugenio Díaz Bonilla

Hablemos sobre los indicadores de Seguridad Alimentaria:

Los Indicadores de Seguridad Alimentaria tienen metodologías para su estimación que hay que entender para poder interpretarlos. Por ejemplo, los indicadores de desnutrición o hambre de la FAO en Food Security Indicators (FAOSTATS) tiene información sobre calorías. Se hace un promedio de la oferta nacional de calorías, se cruza con el mínimo de calorías necesarias (dada la estructura de género, edades y otras consideraciones) y, finalmente, se cruza con la distribución del ingreso para estimar quiénes estarían sufriendo hambre. Puede que los datos de ingreso o los de la cantidad de calorías sean inadecuados. De Cuba, la FAO no tiene información sobre Seguridad Alimentaria en sus bases de datos. La FAO toma los datos que provee el gobierno y las autoridades oficiales. [Se revisan los datos de la FAO STATS mientras estamos hablando, se toman los datos de nutrición y no se ven datos para los años 2019, 2020, 2021

 

Para la medición de la seguridad alimentaria, además de los datos de consumo de calorías, se emplean métodos de percepción,  datos antropométricos (en muchos casos para menores de 5 años), datos de precios y costos. Cada indicador de esta base de datos muestra una situación específica. Por ejemplo, en el caso de América Latina y el Caribe, se usa el de desnutrición (falta de calorías o hambre) que contabilizó un 8.6% en 2021 (cuando el promedio mundial fue de 9.8%), el de inseguridad alimentaria severa (basada en encuestas de percepción subjetiva) fue de un 14% en la región frente a un 11.7% a nivel global; sumando los índices de inseguridad severa más moderada llegaba casi al 41%, cuando el promedio mundial es casi el 30%.  de la población mundial.

Entonces con un indicador estamos mejor que el mundo y con el otro bastante peor. ¿Cómo interpretar estas diferencias? Yo preferiría usar el de hambre que tiene una base cuantitativa, en lugar de los basados en respuestas de percepción subjetiva. 

 

Diferencias entre Seguridad Alimentaria y Soberanía Alimentaria.

 

La soberanía alimentaria es una etiqueta que tiene componentes que la hace diferente a la seguridad alimentaria. La seguridad alimentaria tiene que ver con los seres humanos. El factor más importante tiene que ver con el acceso a la alimentación, nutritiva y adecuada, y a su utilización para la salud humana.

La soberanía alimentaria, por su parte, implica una variedad de temas: la capacidad de decisión de políticas públicas, el apoyo al pequeño productor, acceso a la tierra y al agua, tecnologías preferidas, etc. Respecto a la capacidad de tomar decisiones de políticas públicas sobre el sector agro-alimentario, todos los países tienen soberanía alimentaria dentro de los compromisos que esos mismos países han asumido como parte de otras negociaciones, por ejemplo, dentro de la Organización Mundial del Comercio (OMC por sus siglas en español).  Cabe recordar que la OMC es una secretaría suboordinada a los gobiernos, depende de los gobiernos que la componen, que son los que toman las decisiones.

Por su parte, el tema del apoyo al pequeño productor y su acceso a la tierra y al agua es muy importante. En relación con las tecnologías, hay que analizar cada una en su contexto sin rechazar a priori unas u otras. Las tecnologías agroecológicas pueden ser buenas o pueden ser subóptimas para el pequeño productor. Los avances en mapeo y edición genética, pueden ayudar mucho en casos como el trigo resistente a la sequía, pero pueden estar fuera del alcance de agricultores con menores recursos. Por tanto, hay todo un rango de medidas por el que la gente que aboga como parte de la soberanía alimentaria que hay que analizar por separado.