De la solidaridad con el régimen cubano y otras adicciones

Blanco Negro Cuadros Elegante Reloj Tarjeta de Presentación.png

22 de noviembre de 2022

de los días más críticos para la seguridad global, han pasado 60 años de la crisis de los misiles, siendo uno de los hechos históricos más relevantes para la región en el contexto de la Guerra Fría, no solo por el riesgo que representó, sino por el rol de Cuba en la crisis. Curiosamente, ese mismo año coincide con la implementación de la libreta de abastecimiento, constituido como uno de los grandes puntos de inflexión del modelo cubano y la inseguridad alimentaria en el país.

 

La mayor sorpresa no la generó la crisis en sí misma, sino su “afortunado” desenlace, una negociación entre el Estados Unidos y la Unión Soviética dejando al margen a Cuba. Hecho que llevó a resentir la relación entre estos últimos dos países y a llevar a que Fidel Castro se sintiera decepcionado y traicionado. Esto demostró que, si bien la Isla era de gran interés para la URSS dada su posición geográfica, la lealtad absoluta no se encontraba dentro de sus prioridades. Mientras que para Cuba esta relación si era prioritaria, pues tal y como lo menciona Carmelo Mesa-Lago, en tres décadas la Unión Soviética le entregó en ayuda al régimen 65.000 millones de dólares, cifra que representa el triple de la ayuda otorgada por la Alianza para el Progreso a América Latina.

 

Lo anterior evidencia por qué la disolución de la Unión Soviética marcó el inicio de los años más oscuros en cuanto al acceso de alimentos y calidad de vida en Cuba.